"Fórum Europa. Tribuna Catalunya" con don Francesc Roig Queralt, Presidente de Cáritas Catalunya

El presidente de Càritas Catalunya pide que los voluntarios tengan “cierta prioridad” en la vacuna de Covid-19

Mecenas  Assistència Sanitària        socio tecnológico  Microsoft   

6 de abril. El presidente de Càritas Catalunya, Francesc Roig Queralt, reclamó en el ‘Fórum Europa. Tribuna Catalunya’ que los voluntarios de organizaciones solidarias como la que él coordina se consideren entre los grupos prioritarios para recibir la vacuna contra la pandemia de Covid-19.

Durante su participación en este encuentro virtual organizado por Nueva Economía Fórum, Roig recordó que esas personas altruistas están “a pie de calle” tendrían que tener “una cierta prioridad”, tras otros colectivos con riesgo sanitario y mayores, para llegar al 50% de la población vacunada en julio, según sus cálculos.

Precisamente, la pandemia ha obligado a la organización católica a “reinventar” su voluntariado. Si en febrero del año pasado estaba formada por unas 13.000 personas, gran parte de ellas tuvieron que quedarse en casa por el confinamiento y “por prevención” a la vez que se duplicaba o, incluso, triplicaba, la demanda de ayuda, subrayó Roig.

A la crisis social acrecentada por la pandemia, el presidente de Càritas Catalunya añadió otro factor, “la incertidumbre política”, aunque pese a todo, la organización lanza un grito de esperanza y anima a la ciudadanía a acudir a su parroquia más cercana para ayudar a los demás.

“La fe sin obras es una fe muerta. El compromiso es básico en el voluntariado”, indicó el coordinador de la entidad, que pone el foco en los jóvenes, con más formación tecnológica, y a quienes “tienen la vocación de ayudar” para colaborar con su Cáritas más cercana.

“Un voluntario ha de ser capaz de practicar la empatía hacia los otros”, añadió el presidente de Càritas Catalunya entre las características que considera que debe tener un voluntario. Además, apuntó a “la disponibilidad, el compromiso y la buena formación para poder acompañar y donar a los demás lo que ellos necesitan, que muchas veces no es sólo comer, sino ofrecer compañía y escuchar a los otros”.