NEF Online con don Alberto Garzón, Ministro de Consumo

Garzón insiste en que el Gobierno puede estar “razonablemente satisfecho” de la gestión de la pandemia

Mecenas     socio tecnológico Microsoft

15 de marzo de 2021. El ministro de Consumo, Alberto Garzón, aseguró en ‘NEF Online’ que el Gobierno central puede estar “razonablemente satisfecho” con las medidas adoptadas para gestionar la pandemia y admitió que la crisis sanitaria "ha trastocado" su agenda.

Así lo valoró Garzón durante su intervención en este encuentro telemático organizado por Nueva Economía Fórum coincidiendo con la conmemoración del Día Mundial de los Derechos del Consumidor y en el que advirtió de que el Ejecutivo de Pedro Sánchez ha “intentado mitigar el impacto económico, sanitario y comercial para las personas consumidoras de nuestro país” ante un "shock externo tan inesperado como éste”.

El titular de Consumo reconoció que la pandemia obligó al Ejecutivo a “cambiar la hoja de ruta” para “proteger a la clase trabajadora tanto sanitaria como económicamente, y preservar el tejido productivo”, para, una vez superada, poder “relanzar” la economía y, en este punto, hizo hincapié en el “escudo social” que desplegó con una “innumerable cantidad” de medidas de políticas públicas que, en “circunstancias tan adversas, facilitaban la vida a la gente más sencilla, a la gente humilde” y en las que su departamento trabajó “de manera muy intensa”.

Tras puntualizar que todas las previsiones del Gobierno quedaron “trastocadas” por la crisis sanitaria y obligó a detener la actividad comercial, recordó que dicha paralización implicó, entre otras cuestiones, que muchos contratos de servicios no pudieran prestarse y, aunque hubieran sido suscritos, “alteró claramente las relaciones contractuales”.

Esta situación “obligó” al Ministerio Consumo a dedicar “casi todas sus energías en poder solventar esas circunstancias” que se dieron en sectores como el de transportes, pero también en otra serie de contratos sucesivos entre los que citó los contratos en gimnasios o academias.

Junto a ello, recordó la actividad de su gabinete contra la “especulación” que se produjo al principio de la pandemia en el ámbito de los servicios funerarios o la venta de mascarillas o geles hidroalcohólicos o, en relación con la atención al cliente, con la prohibición de los números 902.

DECISIONES RAZONABLES

“La clave está en ser capaz de hacer un análisis con la información que se tiene en cada momento y, con toda la información que teníamos, tanto a nivel de gobierno como a nivel del ministerio, creo que las decisiones que tomamos fueron razonables y probablemente fueron razonablemente las mejores”, espetó, para subrayar que los miembros del gobierno han “hecho lo mejor que hemos sabido hacer”.

Garzón aseguró que es ahora cuando el Ejecutivo está “retomando” su “agenda original” que, en el caso de su departamento, está relacionada, entre otras cuestiones, con el impulso a unos hábitos de consumo saludables y sostenibles desde el punto de vista medioambiental y en un contexto de “lucha contra las desigualdades”. “Este eje, el de cambiar los hábitos de consumo, es central para nuestro ministerio”, sentenció.

“Lo que está en riesgo es la vida misma, la vida del planeta, la vida de los seres humanos en el planeta”, advirtió, al tiempo que incidió en que el consumo “no es una actividad neutra ni simétrica”, consciente de la importancia de avanzar hacia un modelo de sociedad “respetuoso con nuestro planeta y dentro de los límites de lo que marca la ciencia”, liderado por el “primer gobierno que se ha tomado en serio este aspecto desde el punto de vista del consumo”.