Iñigo Urkullu, lehendakari del Gobierno Vasco en el Fórum Europa. Tribuna Euskadi

Urkullu mantiene la previsión de crecimiento económico del País Vasco aunque asume la “desaceleración”

Bajo el mecenazgo de     

BILBAO, 30 de septiembre. El lehendakari, Iñigo Urkullu dijo este lunes en el “Fórum Europa. Tribuna Euskadi” que el Gobierno vasco mantiene su previsión de crecimiento económico para este año, fijada en el 2,3% del PIB, aunque subrayó que su gabinete está atento “a todas las circunstancias que se presentan” en el ámbito financiero.

En este sentido, reconoció en el encuentro informativo que organizó en Bilbao Nueva Economía Fórum que el territorio se encuentra “en un momento de desaceleración que afecta a la economía mundial”, pero incidió en que se trata de una “ralentización”, no de una “recesión”.
 
A preguntas de los periodistas, el presidente del Gobierno vasco concedió que las previsiones de la OCDE obligan a dar un “discurso realista” de “ralentización” económica. Existe “incertidumbre”, explicó, por “la aparición de movimientos y formas de actuar en política alejadas de la tradición democrática”, así como por el “desconocimiento de las consecuencias de factores como el proteccionismo” o la “tensión” las relaciones comerciales entre EE.UU. y China, la recesión en Alemania o el ‘Brexit’.
 
“Nos preocupa y ocupa el ligero retroceso de la industria, los problemas de la automoción o la energía, la ralentización del consumo”, admitió.
 
No obstante, rechazó los alarmismos: “Seguimos hablando de crecimiento, aunque este sea más lento o menor”, subrayó Urkullu, que añadió que este hecho ofrece “cierto grado de esperanza”. De hecho, informó de que el Ejecutivo autonómico mantiene la previsión de crecimiento del 2,3% del PIB para este ejercicio y del 2% para el 2020. Por otro lado, alegó que aunque hay sectores que han notado más la desaceleración, como el de la automoción, “ha habido otros sectores que han crecido”.
 
MÁS SOLVENCIA Y MENOS PARO
 
El jefe del Ejecutivo vasco puso en valor los resultados de su gabinete a lo largo de los últimos años, en los que consiguió sacar adelante una reforma fiscal “que ofrece certidumbre a las decisiones de las empresas y las familias”. Además, recordó que ha llevado a cabo la actualización del Concierto Económico y de la Ley de Cupo.
 
También se refirió a la mejora de la solvencia del País Vasco y señaló que recientemente la agencia de rating S&P elevó un escalón más la calificación de las compañías públicas del territorio. “Valora positivamente la gestión fiscal, la resistencia ante un escenario de estrés económico, la gradual reducción de la deuda”, aseveró.
 
Son positivos, continuó, también los datos del paro, que se encuentra por debajo del 10%. “Contamos con 90.000 personas más que hace seis años cotizando a la Seguridad Social, y la tasa de paro juvenil se ha reducido del 29% al 15% actual”, explicó el lehendakari que, sin embargo, subrayó que esto “no es suficiente”, de forma que “hay que seguir insistiendo”.
 
Finalmente, valoró la “cercanía” del Gobierno vasco con las empresas “en todas las fases de actividad” con iniciativas de emprendimiento, estrategia de parques tecnológicos, formación dual y redes de ciencia e innovación. 

Evento relacionado: 

Galería