Rodríguez Zapatero en el Premio Nueva Economía Fórum 2009 a los Estados Unidos Mexicanos

Zapatero reclama la "pronta liberación" del ex candidato presidencial de México Diego Fernández de Ceballos

SANTILLANA DEL MAR (CANTABRIA), 16 de mayo. El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, condenó este domingo el secuestro del ex candidato presidencial de México Diego Fernández de Ceballos, durante su participación en la entrega del Premio Nueva Economía Fórum 2009 a los Estados Unidos Mexicanos, que fue recogido por el presidente de este país, Felipe Calderón.

“Quiero expresar nuestro apoyo a tu tarea, nuestro apoyo y el deseo de la pronta liberación del señor Fernández de Ceballos, secuestrado”, dijo el jefe del Ejecutivo español en el citado acto, que tuvo lugar en Santillana del Mar (Cantabria).

”Sé que es un amigo, un hombre de gran importancia, de gran relevancia pública en México. Deseamos su pronta liberación y condenamos la criminalidad, condenamos los secuestros y estamos siempre muy cerca de México y de su presidente en esa lucha ejemplar que estás llevando adelante”, afirmó Rodríguez Zapatero dirigiéndose a Calderón.

Aunque el presidente mexicano no se pronunció expresamente en su discurso sobre este asunto, sí aseguró que su administración sigue y seguirá empeñada en su lucha contra el crimen organizado en México.

Durante su intervención en el almuerzo ofrecido por el presidente cántabro, Miguel Ángel Revilla, en el Parador Nacional de Santillana del Mar, Rodríguez Zapatero destacó la “extraordinaria colaboración y entendimiento” existente entre ambos países.

MÉXICO, ALIADO IMPRESCINDIBLE
España siempre recordará al presidente Calderón, dijo, como “un amigo leal, dispuesto siempre a apoyar a España”. Esto, añadió, se traduce en que México es “un socio estratégico y un aliado imprescindible” para España en América Latina.

”Es mucho lo que nos une, pero quiero destacar ante todo el apoyo sin fisuras que México viene dando a España en la lucha contra el terrorismo, en la lucha por acabar con ETA”, aseveró el presidente español.

Zapatero alabó también las relaciones comerciales y económicas entre los dos países, que convierten a España en el primer país inversor de la UE en México y con “perspectivas que apuntan a un progreso”.

El jefe del Ejecutivo español dijo que “México en un buen lugar para invertir”, lo que se ve reflejado en la “apuesta a largo plazo” hecha por las empresas españolas.

”La actual coyuntura, marcada por una crisis económica tan intensa como compleja, requiere de una gobernanza multipolar. La UE y México trabajamos juntos para identificar los instrumentos que nos permitan consolidar la recuperación de la economía. Ambos defendemos cambios en el paradigma económico hacia un nuevo modelo más sostenible y con más cohesión”.

DURAO BARROSO
Por su parte, el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, que intervino también en el acto, destacó las relaciones de México con la UE y afirmó que se trata de un “país aliado y amigo” para hacer frente a este “mundo multipolar”.

Durao subrayó que gracias al cambio impulsado por Calderón en México, éste se ha convertido en un “país de liderazgo en la esfera mundial”.

Precisamente la economía será uno de los principales asuntos a tratar en la Cumbre UE-México, que se celebra esta tarde en Comillas (Cantabria).

Galería